Budapest, Memorias de una Erasmus

 

<KENOX S760  / Samsung S760>


Visitar esta ciudad medieval, desconocida por muchos, fue uno de mis mejores aciertos en la erasmus. Fuimos Rubén, Michael (mi compañero alemán de piso) y yo sin más.

Cracovia (Kraków en polaco y oficialmente, Krakau en alemán, Krakkó en húngaro) es una ciudad situada en el centrosur de Polonia y cuenta con 760.000 habitantes y 1.4 millones de habitantes en su área, cifras similares a las de Sevilla (700.000 habitantes y 1.5 millones de habitantes en conurbación). Ciudades que por cierto se llevan muy bien y están hermanadas.

El viaje empezó desde Budapest en el estadio del Ferencváros con un autobús de Orangeways.com. Era la primera vez que viajábamos con esta compañía que se está haciendo muy famosa en Hungría. Es una compañía que quiere hacer parecer sus servicios a los de una compañía aérea. Los autobuses son muy nuevos y tienen azafatas a bordo que te van ofreciendo café, tés, etc en todo momento y gratis!. También tienen refrescos y comida pero ya tienes que xapar aunque tampoco mucho. Películas, aseo en el autobús, hasta los asientos parecían los de un avión (símil de cuero), lo único que pasa es eso, que no corre como un avión. Aunque creo que están un poco locos porque en el trayecto pararon solamente creo que una vez... y eso que eran unos cuantos kilómetros. El viaje fue largo aunque el paisaje era muy interesante sobretodo en Eslovaquia. En ese país sólamente había estado en su capital Bratislava, pero me di cuenta de lo bonito que es la zona de los Montes Tatra. Además atravesamos varias zonas nevadas y el paisaje era casi de ensueño, similar al de los Pirineos o las zonas de montaña de la zona norte de España. En ese momento me di cuenta de que no me he portado muy bien con ese país visitando sólo su capital... El paisaje de Polonia se volvió menos montañoso y más plano aunque seguro que también este país tiene zonas espectaculares.

<KENOX S760  / Samsung S760>

Amanecer en los alrededores de Érsekvadkert al norte de Hungría.

<KENOX S760  / Samsung S760> <KENOX S760  / Samsung S760> <KENOX S760  / Samsung S760>

Algunos lugares de Eslovaquia parecían merecer mucho la pena: ciudad de Banská Bystrica. Abajo a la izquierda el autobús de Orangeways en su única parada en la ciudad de Ružomberok al norte de Eslovaquia. Este autobús parecía un avión por dentro por los asientos y por las azafatas, además el conductor no se cortaba un pelo en apretarle bien… Los billetes se compraban por internet. En el LED desplazable indica el destino en húngaro “KRAKKÓ”. Esta fue por cierto la única parada para un viaje de unos 550 km, algo impensable en España… Abajo a la derecha algo muy típico en Eslovaquia, gasolinera Slovnaft de Ružomberok. Los problemas con el cambio hacen que, en ocasiones, no puedas comprarte nada.

<KENOX S760  / Samsung S760> SDC17435 SDC17431

Todo ser humano, al menos una vez en la vida debería disfrutar de un espectáculo natural como este: Montes Tatra en Eslovaquia. En la cima del puerto de montaña, como no podía ser de otra forma, se encontraba una estación invernal de esquí, aunque sin mucha nieve (abajo derecha e izquierda). Los Montes Tatra es uno de los motivos elegidos por Eslovaquia para aparecer en sus monedas de Euro. Os aseguro que no es para menos. Este trayecto en bus sólo lo podría comparar al que hice de Belgrado a Sarajevo.

<KENOX S760  / Samsung S760> SDC17481 <KENOX S760  / Samsung S760>

Cuando se completa el descenso de los Montes Tatra se llegamos a Polonia por el paso fronterizo de Chyźne y el paisaje se torna más llano y un tanto triste en comparación con lo visto (abajo izquierda) aunque supongo que será debido al invierno. Polonia también tiene zonas de alta montaña: abajo a la derecha bifurcación hacia Zakopane, capital del esquí de Polonia también en los Montes Tatra. Las casas del mundo rural polaco son peculiares.

Tras no se cuantas mil horas de viaje llegamos a Cracovia. El hostel presumía de ser uno de los más valorados en las diferentes páginas de internet de búsqueda de albergues (hostelworld, hostelbookers, etc). No era para menos ya que estaba muy limpio, incluía desayuno, sala de estar, además de estar muy cerca del centro histórico de la ciudad.

Un centro histórico que, aunque no muy grande, es realmente impresionante. Es como una ciudad medieval que tiene su punto culminante en la plaza del mercado donde se encuentra la Basílica de Santa María con sus dos imponentes torres. Y menos imponente es la historia que cuenta que las torres fueron construidas por dos hermanos que se retaron el uno al otro para ver quién podía construirla más alta. Finalmente uno de ellos, para conseguir que la suya fuese la más alta, asesinó a su hermano. Tras su arrepentimiento se suicidó tirándose desde la torre que él mismo construyó. Después de esta primera visita nos fuimos a un restaurante bastante famosillo por allí (doy fe que el lugar estaba lleno y ya me lo habían recomendado). Ponían bastante comida y era económico si aprovechabas las ofertas de cada día. Poco a poco se iba haciendo de noche y salimos a ver cómo estaba el ambiente nocturno de Cracovia. Me gustó bastante el ambiente, eran todo como tascas muy grandes con zonas de baile y zonas de estar sentados. Además como en toda esta zona de Europa y a diferencia de España la proporción era aproximadamente 50% hombres 50% mujeres. Guardo geniales recuerdos de esa noche de pasármelo muy bien.

SDC17501 <KENOX S760  / Samsung S760> SDC17499

Tras innumerables horas de autobús llegamos a Cracovia. Un Carrefour en la Avda. Zakopianská. Me gustaría saber cuál es la traducción del anuncio de MediaMarkt, supongo que será algo así como no soy idiota… da que pensar… :). Circunvalación de Cracovia.

<KENOX S760  / Samsung S760><KENOX S760  / Samsung S760> 

Jamás había visto (y comido) un filete empanado tan grande: restaurante Pod Wawelem. La cerveza polaca por excelencia es la Zywiec junto con la Tyskie.

SDC17634 SDC17633 SDC17627

… a este restaurante le dedicamos la comida/cena del primer día y la cena del segundo día tras visitar lo que en otro post os contaré. El precio de cada plato rondaba los 7-8 euros. En primer plano, plato combinado que me pedí durante la cena del segundo día. Abajo a la izquierda Michael con cara de no estar muy convencido de lo que pidió, era una especie de pan con una sustancia por dentro que tenía buen sabor, algo así como carne con especias y debajo verdura… algo raro sí. Abajo a la derecha todos muy felices (hasta el que hacía la foto)…

SDC17516

… y en este mismo restaurante, en su baño podías encontrar algo así como esto (!!?¿) un potadero en toda regla. Además tenía por megafonía contaban chistes (en polaco… aunque la voz del tío ya era para partirse…). En fin qué cosas…

SDC17654 SDC17691 SDC17692

Típico local de ocio (y malas prácticas…) de Cracovia. De este (llamado Prozak) guardo buenos recuerdos. Los kebabs de Cracovia son muy grandes y corroboro la buena fama que tienen, aunque difíciles de comer…

SDC17674

<KENOX S760  / Samsung S760> SDC17670

Basílica de Santa María. Sus dos torres de gran altura (comparar con los edificios del al lado…) dan origen a la leyenda que os contaba más arriba. Esta plaza de dimensiones gigantescas alberga la basílica, un mercado (abajo izquierda el exterior y abajo derecha el interior), una torre del antiguo ayuntamiento y…

<KENOX S760  / Samsung S760>

… un gran espacio público como punto de reunión de los habitantes de la ciudad.

<KENOX S760  / Samsung S760>

El centro histórico es muy acogedor y las calles aledañas a la plaza del mercado son peatonales. Las calles están llenas de comercios, kebabs y oficinas de cambio de dinero llamdas “kantor”.


Además en el centro histórico aun se conservan tramos de lo que fue el recinto amurallado. También allí se encuentra el castillo de Wawel, que merece la pena subir para ver buenas vistas de la ciudad desde lo alto. Nada más bajar del castillo queríamos ver uno de los sitios más famosos de la ciudad, el dragón de Cracovia que cada cierto tiempo tira una llamarada de fuego. Pero claro llegamos y ñaca, en obras. Un tío subío a una escalera y una fragoneta. Después de tener tanta suerte, bajamos la colina del castillo para dar una vuelta por las orillas del Río Vístula (Wisla en polaco). Aunque tampoco parecía algo del otro mundo la orilla estaba muy cuidada y contaba con paseos. Alguna que otra iglesia iba apareciendo mientras nos adentrábamos en el antiguo barrio judío de Cracovia en donde las calles empezaban a serpentear y alguna estrella de David aparecía muy disimuladamente. Varias sinagogas se dejaban ver muy discretamente por estas calles. Muy cerca de allí se encontraba la antigua fábrica de Oskar Schindler aquel empresario que empleando mano de obra judía tuvo la “sensibilidad” de salvarles a todos de una muerte segura en los cercanos campos de concentración de Auschwitz o Plaszów.

SDC17742

SDC17758 SDC17757

Castillo de Wawel en primer plano. Abajo el famoso dragón que en principio tira fuego real cada poco tiempo, pero creo que no fue mi día de suerte…

<KENOX S760  / Samsung S760>

SDC17813

Típico café del barrio judío en donde paramos a descansar…


En una gran plaza rodeada de sillas evocando tiempos de tortura en épocas pasadas nos encontramos casi con lo imposible: un Telepizza en Polonia.

Rubén y yo nos fuimos de boca a por el Telepizza obligando sin resistencia a Michael a que nos acompañara a ese oasis español por excelencia. Realmente era un Telepizza pero de los antiguos, aunque los modelos de pizza eran los mismos: barbacoa, carbonara, especial de la casa, hawaiana… con los mismos tamaños y todo pero a un precio de risa comparado con el de España.

Como siempre que voy a Telepizza al final lo de siempre, no puedo ni andar, así que después de un buen reposo, tomamos camino otra vez hacia el centro con el estómago lleno y ya con la noche caída en Cracovia visitando con otros colores la plaza del mercado por unos minutos y regresando al hostel. Cuando regresé ni Michael ni Rubén se encontraban con ganas de salir y yo no sé por qué pero estaba con muchas ganas de salir. Por allí por el hostel me crucé con el party man y a duras penas entendí que iban a hacer un tour por diferentes pubs con muchas consumiciones por 10 euros. Al final me animo y me bajo con una manada de 10-12 chavales de muy diversos países. Fue toda una experiencia eso de salir como “tú solo” por Cracovia… aparecí a las tantas y aun así como un campeón me levanté pronto para dar una última vuelta por los sitios del centro histórico que no habíamos visitado todavía y así despedir a mediodía la ciudad de Cracovia tomando de nuevo rumbo a Budapest. Un viaje que como más adelante contaré marcó mi erasmus por completo.

Visitando Irlanda

by Álex SaLaZaR | 16:23 in | comentarios (0)

dublin 436

Por Irlanda más que viajes lo que pude hacer fueron excursiones, y además planeadas con muy poca antelación (con el encanto que eso supone…).

No tuve mucho tiempo para moverme, la beca duraba 3 semanas y sólo disponía de dos fines de semana. Así que aprovechamos todo el grupo para acercarnos a la oficina de información y turismo de Dublín. Allí estaba Antonia, una empleada española que, con sus más y sus menos de carácter, nos lo organizaba todo. La verdad es que con ella todo fue más fácil. Recomendaría ir a los 4 sitios a los que fui sin pensármelo dos veces y más si cuentas con la compañía que yo tuve. Sencillamente inolvidable:

1.Tour por la región de Wicklow (Cill Mhantáin). Tour de 1 día 27 euros.

Dublín M (41)

Algunas playas no invitaban al baño, pero no podré negar que el paisaje era muy digno.

Fue de lo que más me gustó de Irlanda. Esta provincia o región está muy cerca de Dublín, a unos 30 km. Es una región montañosa con paisajes vírgenes. Allí se encuentran los picos más altos del país, que no son gran cosa en altura unos 925 metros. Aquí se puede encontrar todo lo típico de Irlanda, esto es carreteras donde no sabes si cabría un Smart, vacas y ovejas campando a sus anchas, paisaje muy muy verde, lagos, castillos que no averiguas cómo siguen en pie, etc.

Empezamos viendo algunas playas cercanas a Dublín que aunque muy bonitas no invitaban al baño con el frío que hacía. Continuamos viendo una especie de casa-tienda-museo-jardín-área de autopista supuestamente para almorzar… Continuamos. Poco a poco nos adentramos en un ambiente montañoso casi alpino con vistas muy bellas. Estábamos cerca del monasterio de Glendalough del siglo VI (apenas tiene años vamos…) que se situaba cerca de unos preciosos lagos. Estos lagos “el de arriba y el de abajo” con los cuales no se calentaron mucho la cabeza para ponerles nombre eran sin duda preciosos. Además había mucha gente (30% españoles, los descubrías por la escandalera) esparcida por el frondoso y verde césped. El cementerio celta estaba más o menos bien conservado. Fue todo un acierto ir hasta allí y se lo recomiendo a todo el que se acerque por Dublín. Os dejo con algunas imágenes:

Dublin (112)e

Yo en el Upper Lake. Paramos con el autobús un momento para observar este impresionante paisaje en el que se rodaron algunas escenas de Braveheart. Este lago es además el inicio de un río.

Dublín M (45)

No llegué a entender cómo narices cabía el autobús por este camino cabras, pero lo cierto es que el conductor se movía con mucha soltura. Pensaréis que estoy loco, pero conducir por estas carreteras ha de ser toda una experiencia.

Dublín M (53)

Dublín M (54)Dublín M (57)

Junto al monasterio de Glendalough del que ya no queda casi nada (unos ingleses muy listillos se lo cargaron en 1398) se hallaba un cementerio celta que aunque transmitía un poco de mal rollete era muy curioso de ver. Los celtas al convertirse al cristianismo empleaban esta cruz “híbrida” con un círculo en la parte trasera Lo más destacado era la torre Round Tower que se divisa en las dos imágenes inferiores.

Dublín M (52)

Dublín M (58)Dublín M (22)

Wicklow es llamado también el jardín de Irlanda y os digo que no es para menos. Sin duda un gran lugar.

2. Burren Area (An Bhoireann) y Cliffs of Moher (Aillte an Mhothair)

Dublin (153)

Algunas paradas ofrecían vistas interesantes, pero el guía nos dejaba muy poco tiempo. En cambio en las cercanías de restaurantes de sus amigotes nos dejaba un buen rato…

Justo al día siguiente hicimos un tour, que a diferencia del de Wicklow, fue muy pesado, las paradas casi no tenían nada que ofrecer, el guía hablaba demasiado rápido en inglés, los chistes no tenían gracia y parábamos en tiendas y en las cercanías de restaurantes de conocidillos de él. Cogimos un bus que por 10 euros ida y vuelta nos dejaba en Galway para allí coger un tour de 20 euros que nos tendría dando vueltas por la zona por carreteras imposibles hasta plantearnos muchas cosas…

No me preguntéis por qué pero mi cámara dijo, voy a borrar todas las fotos de tu tarjeta, y se borraron todas claro. Suerte que llevaba la Samsung también al bolsillo y algo pude sacar…). Lo más interesante sin duda eran los Acantilados de Moher. Jamás había visto nada parecido. Es difícil de explicar con palabras ver acantilados que pueden llegar a 115 metros de altura…

<KENOX S760  / Samsung S760>

Dublin (151) Dublin (142)

Este paisaje es sencillamente espectacular. Visto en fotos no parecen tan altos los acantilados, pero una vez que estás allí 120 metros… son metros. Recomiendo encarecidamente que si alguna vez vais a Irlanda visitéis este paraje. De hecho el tour entero que hicimos de interminables horas por sitios un poco dudosos mereció la pena sólo por esto. Lástima que nada más llegar empezó a llover con fuerza.

3. Howth

Básicamente mi visita a Howth se puede resumir en las siguientes fotos

Dublin (305) Dublin (309)

Un DART (cercanías de Dublín) y mucha gente. Unas focas para amenizar la tarde, que lo conseguían…

Dublin (314)

Un tiempo a lo irlandés y menos gente.

Dublín M (13)

Un bello paisaje y un constipadete de recuerdo…

Dublin (330)

Y una buena decisión que hizo de ésta una de los mejores días de mi estancia en estas tierras (si no el mejor!).

4. Belfast y Giant’s Causeway Coastal Route

Como a mí me gusta. Casi improvisado, sin esperar mucho del lugar y luego siendo una sorpresa.

El último fin de semana visité Irlanda del Norte yendo a Belfast desde Dublín en un Éireann Bus para luego tomar allí un muy lujoso autocar que nos haría un tour por la Giant’s Causeway Coastal Route (Ruta costera de la Calzada del Gigante).

El autocar digno de la realeza nos llevó por muy bellos paisajes de la costa norirlandesa (oye qué profundo ha quedado esto último). Para no aburrir mucho se puede resumir en, mucho verde, muchos castillos del año la polca y lo más interesante era el paisaje del mar salpicado por multitud de islotes y peñones, todo seguido por nubarrones (ellos nunca te abandonan en Irlanda y más de viaje claro…). He de decir que a veces el paisaje me recordaba al norte de España aunque un poco diferente.

Dublin (264)

Dublin (265) Dublin (266)

El honorable autobús de lujo, que según la agencia nos iba a llevar por toda la Giant’s Causeway, abajo a la izquierda toda la maravilla electrónica, y a la derecha el cambio de última generación… Esta Mercedes Sprinter del año 3 se paró nada más volver a Belfast y en un barrio de vete tú a saber, al final nos tuvimos que bajar e ir a la estación a pata. Por lo menos aprovechamos para dar una vuelta para la ciudad…

Las paradas del tour más o menos merecían la pena por los paisajes de alrededor. Era famoso un puente colgante hecho con tablones de madera y cuerda que podías cruzar en plan aventurero entre dos islotes. Pero lo dejamos estar por el poco tiempo que nos dejó el ilustre conductor del muy honorable autocar. Conductor que por cierto también hacía de guía y lo hacía bastante mejor que el de Galway y Acantilados de Moher.

DSCF0414 copiea

Dublin (271)Dublin (285)

Sin duda lo mejor llegó con el Giant´s Causeway. Un espectáculo natural digno de admirar. Algo que sin duda me dejó con la boca abierta por lo singular del lugar. La única pega es que había mucha gente, aunque siendo un domingo de agosto no se podía pedir otra cosa. Según la leyenda las estructuras hexagonales (primer plano) habían sido depositadas por un gigante que estaba dispuesto a luchar contra otro gigante escocés, ya que no muy lejos de Irlanda del Norte está Escocia con una formación similar. Realmente estas estructuras tienen un origen volcánico y son muy difíciles de encontrar. Abajo a la izquierda yo junto a una de las múltiples islas del recorrido. Abajo a la derecha y aunque parezca mentira estamos Alfonso Florisel y yo…

En definitiva una inolvidable experiencia en lugares realmente únicos. Hasta la próxima!

Se ha producido un error en este gadget.

About me